Hay una Sevilla sorprendente en cada torre y mirador de la ciudad; una estampa inesperada que sobrecoge al que la contempla. Desde iglesias centenarias hasta históricas torres, pasando por edificios de vanguardia y hoteles. La Giralda, Las Setas, Torre Pelli. También la torre Schindler, herencia de la Expo’92 y ubicada en el Pabellón de la Navegación. Tiene un mirador situado a 50 metros de altura desde el que se abarca el centro histórico, la Isla de la Cartuja y el Aljarafe, y el recorrido de bajada incluye, además, la exposición «Una vuelta a la Historia de Sevilla».

La Torre del Oro, por su lado, brinda una majestuosa visión sobre el Guadalquivir. Se puede visitar todos los días hasta las siete menos cuarto y desde sus alturas el público puede contemplar la que fue la visión defensiva de la ciudad durante siglos. Igualmente centenarias son las vistas de las cubiertas del Salvador, que ofrecen una panorámica de 360 grados a todo el que las corone. El Hotel Sevilla Center es una de las construcciones más modernas desde las que disfrutar de una Sevilla a vista de pájaro. Su restaurante panorámico Al-Zagal es otro de los puntos que permite obtener unas impresionantes panorámicas de la ciudad.

Las Setas

Vistas desde las Setas
Vistas desde las Setas – ABC

Este es un recorrido por las alturas acompañado de paneles informativos para reconocer las cúpulas y campanarios de Sevilla. Abre durante todo el día y cierra sobre la medianoche, con lo que se puede elegir cualquier momento para aventurarse en este singular enclave que todavía algunos sevillanos no conocen. El atardecer es, sin duda, el mayor reclamo.

La Giralda

La Giralda
La Giralda – ABC

En su día fue la torre más alta del mundo con sus 97,5 m de altura y aún hoy sigue siendo el icono de Sevilla por excelencia. Contemplar sus edificios y calles desde este campanario es todo un privilegio que nadie debe perderse. Ofrece una magnífica visión de la propia catedral y sus edificios aledaños. En 1928 fue declarada Patrimonio Nacional y en 1987 integró la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Cubiertas del Salvador

Vistas desde el Salvador
Vistas desde el Salvador – ABC

La iglesia del Salvador ofrece otra de las estampas más sorprendentes de la ciudad. Asomarse a sus cubiertas para contemplar el casco antiguo es posible con el recorrido que incluye la cripta y el camarín de la Virgen de las Aguas. Una plaza abarrotada a los pies y las insólitas instantáneas de sus tejados.

Torre de los Perdigones

Torre de los Perdigones
Torre de los Perdigones – R.R.

La torre de los Perdigones es uno de los pocos monumentos industriales de Sevilla. Construida en 1890, formó parte de la fundición «San Francisco de Paula», dedicada a la fabricación de productos del plomo y municiones. Se puede acceder sólo al mirador, de 45 metros de altura, y también a la cámara oscura que alberga, en la que se aprecian de forma diferente y amena imágenes en vivo de diversas zonas de la ciudad.

Torre Pelli

Torre Pelli
Torre Pelli – ABC

La última en llegar, la más elevada y, por qué no decirlo, la más polémica. A sus pies está el centro comercial Torre Sevilla y desde aquí se divisa el río atravesando la urbe. En los días claros, además, el horizonte parece infinito desde esta planta 37 del rascacielos a la que pueden acceder todos clientes del hotel, tanto los que están alojados como los que no. Es decir, que podemos acudir a descubrirlo como ya han hecho un sinfín de personas que no han dudado en retratar el momento.